Relación de los Círculos Menores Italicus C

Revdo. P. Renato SALVATORE, M.I.
Superior General de los Clérigos Regulares Ministros de los Enfermos (Camilos)
(Italia)

Viernes, 19 de octubre de 2012

1 – Ha habido algunas intervenciones referidas a lo que se entiende precisamente cuando se habla de “Nueva evangelización”: los sujetos, la missio ad intra y ad gentes, en los países occidentales y en los demás países, en las relaciones con los Ortodoxos y con el Islam. Se ha recordado que el objetivo primario de la nueva evangelización es el de hacer que una fe tibia renazca con un empeño renovado que se caracterice por su ardor, por sus métodos y por su expresión.

2 – Se ha manifestado el deseo de que se subraye en el texto sinodal la importancia fundamental de la Biblia, que en su mayoría los católicos no conocen. Esto no sólo daña gravemente su fe, sino que además hace que no estén preparados para un diálogo interreligioso. Hay quienes consideran que, en el texto sinodal, se tiene que poner de relieve el Catecismo de la Iglesia Católica como proyecto teológico-espiritual que se debe adecuar a las diferentes situaciones históricas, culturales y geográficas.

3- Otros han destacado el papel de la parroquia en la transmisión de la fe, como punto de unión de todas las realidades eclesiales presentes en su territorio. Habría que resaltar en el texto la tarea del pastor como primer catequista de la parroquia (así como el obispo lo es para su diócesis). Se ha hecho referencia al posible “ministerio instituido del catequista” y además se ha expresado el deseo de que se encomiende también a las mujeres el ministerio de lectorado, actualmente prohibido por el derecho canónico (can. 230). También hay quienes verían con agrado que el texto sinodal expresara su apoyo y su agradecimiento a todas las demás realidades eclesiales (laicos, familias, grupos, movimientos, consagrados) por su importante contribución a la evangelización.

4 – Cada tanto, en las intervenciones se han destacado algunas dificultades presentes dentro de la Iglesia, en especial a nivel parroquial, entre las diferentes realidades que obran en ella. Este es un tema muy amplio al cual podríamos referirnos en general como tensión (no siempre negativa) entre jerarquía y profecía, entre instituciones y carismas. Una mayor claridad ayudaría a todos los sujetos involucrados a relacionarse entre ellos de modo más fructífero, también por lo que se refiere a la obra evangelizadora.

5- Los políticos cristianos deberían ser coherentes con su fe, no deberían hacer concesiones sino más bien dejarse guiar, en especial en las cuestiones morales, por la recta conciencia y por los valores no negociables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Círculos Menores, Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s