Relación de los Círculos Menores Gallicus B

S. E. R. Mons. Claude DAGENS
Arzobispo de Angoulême
(Francia)

Viernes, 19 de octubre de 2012

1. Pertenecemos a 18 nacionalidades diferentes y todos hablamos francés. ¡Lo diré cuanto antes a la Academia Francesa!

2. Respecto a los temas que nos ocupan:

  • ¿Hay que hablar de “nueva evangelización” o, más bien, de evangelización renovada, o de renovación y profundización de la evangelización?

  • La labor actual de evangelización forma parte de una historia que nos precede desde hace varios siglos.

3. Desde un punto de vista teológico, deseamos que se insista más en la acción del Espíritu Santo en la evangelización, con dos notas características:- Después de Pentecostés, el Espíritu Santo fue donado a la Iglesia para “caminar hasta la verdad completa” y para hacer frente a las situaciones nuevas.

  • Por obra del Espíritu Santo los discípulos de Cristo participan en su misterio pascual de muerte y resurrección.
  • La oración al Espíritu Santo es necesaria para llevar adelante la evangelización.

4. Frente a un mundo que ha estallado en pedazos, ¿podemos pronunciar una palabra de esperanza que llegue a los hombres y mujeres en las circunstancias de prueba que atraviesan?

Necesitamos aprender a ver el mundo como un parto (Rm 8, 18-22), bajo el signo del misterio pascual.

5. En varios de los países de los que provenimos, las relaciones con los musulmanes exigen una gran vigilancia por nuestra parte.

Incluso en los países en los cuales no siempre es posible evangelizar explícitamente, se puede vivir el Evangelio de Cristo y dar testimonio de Cristo.

No hay que ignorar el hecho de que existe también una crisis del Islam, que a veces se compensa con actitudes conquistadoras.

6. En África, los fenómenos vinculados a la secularización pueden constituir un obstáculo para la evangelización, pero también la presencia de una religiosidad fuerte y arraigada que requiere ser evangelizada.

7. Nos adherimos a esta afirmación que encontramos en la Relación posterior a la discusión (final de la 3ª parte): “la Nueva Evangelización no es un programa del momento, sino un modo de mirar al futuro de la Iglesia, para comprometernos todos en la invitación, dirigida primero a nosotros mismos, de renovación de la fe, y después a todos aquellos que nos rodean, en la aceptación gozosa de la vida en Cristo Resucitado”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Círculos Menores, Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s