Intervención del Card. Josip Bozanic, Arzobispo de Zagreb

S. Em. R. Card. Josip BOZANIĆ
Arzobispo de Zagreb
(Croacia)

Lunes, 15 de octubre de 2012

En mi intervención me referiré sobre todo a las “raíces” del inestimable don de la fe. Y me pregunto de qué modo nace, vive y crece la credibilidad de un testimonio de fe.

Desde el inicio de la Iglesia y el Cristianismo, el tesoro de la fe ha encontrado la manifestación más alta, y más fecunda, en el valiente testimonio de los mártires.

La “profesión y confesión” de la fe es tangible, de hecho, en las vidas entregadas por los pastores, sacerdotes, religiosos y religiosas, pero también – hay que subrayarlo con fuerza – de los fieles laicos, de sus familias. Todos, tanto los unos como los otros, son testimonios humildes y valientes que muestran, con su martirio, el lugar donde nace y crece una fe auténtica: el corazón y la vida de quien se enamora de Cristo.

En la historia reciente de la Iglesia en Europa, pero también en todas partes , existen testimonios y experiencias de este martirio elevados también a iconos de santidad: y la memoria litúrgica que la Iglesia celebra con veneración, es el signo perenne de que el martirio es siempre la forma más explícita y convincente de transmisión de la fe.

Me permito también atraer su atención sobre las “nuevas formas de martirio”, incruento pero sufrido, presentes y solicitadas hoy en el contexto de un mundo globalizado.

Un interrogante que nos podemos plantear es si nosotros, como Iglesia, y los fieles de nuestras comunidades, como Iglesias en camino, sabemos estar cerca del testimonio cristiano que cruza los desafíos del mundo hodierno.

Hay, en efecto, una pregunta ineludible, que todos nos debemos plantear: “¿Dónde se convierte nuestra ausencia de credibilidad en contra-testimonio para los otros?”.

La fe, efectivamente, no puede encerrarse jamás únicamente en la dimensión de lo privado, porque el testimonio del cristiano es, por su naturaleza, público.

También las peregrinaciones se convierten en un modo connatural al hombre, que comparte la dimensión del “homo religiosus” y del “homo ritualis” con la propuesta cristiana.

Todo ello se puede constatar, de manera particular, en los santuarios marianos, metas bastante frecuentes de las peregrinaciones donde los fieles se acercan, sobre todo, al sacramento de la reconciliación y viven, así, un auténtico camino de conversión.

Por último, la importancia y la necesidad de que se valorice la extraordinaria cultura nacida de las raíces cristianas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Intervención del Card. Josip Bozanic, Arzobispo de Zagreb

  1. Pingback: Undécima Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s