Intervención del Card. Angelo Scola, Arzobispo de Milán

S. Em. R. Card. Angelo SCOLA
Arzobispo de Milán
(Italia)

Lunes, 15 de octubre de 2012

¿Cuáles son las dimensiones constitutivas que no pueden faltar nunca en la evangelización? A través del sumario de los Hechos de los Apóstoles (Hch 2, 42.46-47), podemos identificar cuatro:

 

1. “Se mantenían constantes… en la fracción del pan y en las oraciones…”: la Eucaristía es la fuente inagotable de la vida de la comunidad.

2. “Se mantenían constantes en la enseñanza de los apóstoles”, heraldos de la Palabra de Dios en todos los ámbitos de la existencia humana. San Pablo habla de educación al “pensamiento de Cristo” (cf. 1 Co 2, 16). San Máximo el Confesor lo describe de este modo: “También yo, de hecho, digo que tengo el pensamiento de Cristo, es decir, el pensamiento que piensa según Él y piensa Él a través de todas las cosas”.

3. “Se mantenían constantes… en la comunión”: si tienen en común a Jesucristo, los cristianos tienden libremente a compartir con todos los hermanos su propia existencia. La comunión para el cristiano precede cada cosa, es el “a priori” necesario.

4. “… el Señor agregaba al grupo a los que cada día se iban salvando”: la misión de la Iglesia es el testimonio grato que deja ver la alegría del encuentro con Jesús, que se convierte en ansia por que todos los hombres sean salvados. El método, no un método, de la nueva evangelización consiste en proponer una vida de comunidad en la cual los fieles concientemente practiquen, de forma regular, estas cuatro dimensiones constitutivas, indicadas en el texto de los Hechos de los Apóstoles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Intervención del Card. Angelo Scola, Arzobispo de Milán

  1. Pingback: Undécima Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

  2. Margarita Bartolomé Pina dijo:

    Me gusta esa referencia viva y clara a los primeros cristianos. Ciertamente, ellos tenían sus límites, sus deficiencias pero eran constantes en esas características que nos recogen las Actas de los Apóstoles. Y es por ello que un minúsculo grupo fue capaz de aquella tarea inmensa en un mundo no mejor que el nuestro, sino todo lo contrario. Necesitamos creerlo y actuar en consecuencia..

  3. ruben revello dijo:

    Volver al espiritu inicial del Maestro, remozar a la Iglesia con la frescura y el celo del inicio. Nuestra mision es hacer presente, como Cuerpo, el rostro de Cristo. El método no cambia: cercanía cordial, compromiso con las personas y su situación real, deseo de Dios….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s