Intervención de Mons. Brian Joseph Dunn, Obispo de Antigonish

S. E. R. Mons. Brian Joseph DUNN
Obispo de Antigonish
(Canadá)

Viernes, 12 de octubre de 2012

¿Cómo evangelizamos a quienes han sido profundamente heridos por religiosos que han cometido abuso sexual? Jesús se ocupó de los desilusionados escuchando atentamente las historias de los discípulos y guiándolos a una nueva conciencia de su presencia. Este ejemplo de Jesús demuestra que la nueva evangelización, que se debe realizar en medio de la crisis del abuso sexual, se lleva a cabo por lo menos de cuatro maneras diferentes.

Proporcionando oportunidades reales para escuchar y discernir juntos, para apreciar la profundidad del dolor, de la ira y de la desilusión asociados al escándalo. Este ministerio de escucha podría formar parte de cada diócesis en forma de centro de meditación a la que la gente puede llevar sus heridas y donde puede buscar una reconciliación adecuada.

Examinando las razones que han provocado la crisis. Tomar medidas que creen ambientes seguros para los niños y para todos aquellos que son vulnerables en la comunidad de fe.

Con una espiritualidad de comunión que debe impregnar todas las relaciones y estructuras en nuestras parroquias e iglesias locales, a través de una consulta que una a las personas, que reconozca la presencia del Espíritu de Dios que obra en los miembros de la comunidad, ayudando a dar una respuesta a quienes sienten que sus voces nunca han sido escuchadas en la Iglesia.

Apoyando la co-responsabilidad, efectuando cambios en determinadas estructuras de la Iglesia y en la mentalidad, la actitud y el corazón de quienes trabajan en estrecha colaboración con los laicos.

Estos cambios podrían incluir el nombramiento de equipos pastorales compuestos por religiosos y laicos, una reflexión oficial sobre los ministros eclesiales laicos y el reconocimiento de los mismos; la participación y el liderazgo de las mujeres, de manera deliberada y sistemática en los distintos niveles de la vida de la Iglesia, por ejemplo, permitiendo que las mujeres sean nombradas lectoras y acólitas, y la institución del ministerio de la catequesis.

Cuando esto suceda, el Evangelio será escuchado de una manera nueva, nuestra fe será transmitida de modo más eficaz, seremos renovados en nuestra fe y nuestro testimonio en el mundo contemporáneo será más auténtico.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Intervención de Mons. Brian Joseph Dunn, Obispo de Antigonish

  1. Pingback: Séptima Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s