Relación del Card. Marc Ouellet sobre la aplicación de la “Verbum Domini”

RESUMEN

Dos años después de la publicación de la Exhortación apostólica Verbum Domini en 2010, que cerró una reflexión sinodal que desde 2006 se llevaba a cabo cubriendo un arco de cuatro años, la apertura de este nuevo Sínodo nos lleva a reflexionar sobre la recepción de ese documento post-sinodal, para hacer balance sobre la puesta en práctica de sus orientaciones que quieren renovar la fe de la Iglesia.

Aunque es muy pronto para juzgar su recepción en conjunto, constatamos sin embargo un mayor interés de los fieles en la Palabra de Dios. Numerosas iniciativas evidencian la toma de conciencia progresiva del lugar central de la Palabra de Dios en la vida parroquial y un buen número de países han utilizado los medios de comunicación social para dar a conocer la Exhortación apostólica y sus implicaciones en la vida eclesial.

En cuanto a la liturgia, la convicción profunda confirmada por la Verbum Domini, según la cual la liturgia es el lugar privilegiado donde Dios nos habla, ha tenido un gran eco entre los pastores, los liturgistas y los catequistas, sobre todo italianos, hispanos y anglófonos. El Sínodo, por otra parte, ha inspirado una publicación importante, que ha desarrollado el modelo catequístico de la narración de los Discípulos de Emaús. Y el relanzamiento del Catecismo de la Iglesia Católica con ocasión del Año de la Fe ha sido también una oportunidad privilegiada para la recepción de la Verbum Domini. En cuanto a la investigación científica y la relación fundamental entre exegesis y teología, no hay que esperarse un cambio rápido en el modo de pensar, pero existe una apertura a un diálogo constructivo y riguroso, que respete las diferencias de carisma y los métodos. Los ambientes universitarios en general reaccionan lentamente a las intervenciones del Magisterio eclesial, pero la lentitud no significa necesariamente oposición o indiferencia. En Roma, en Polonia y en América se han organizado algunos congresos científicos sobre la Verbum Domini.

Hemos observado con satisfacción la originalidad y la novedad del desarrollo doctrinal del Verbum Domini sobre la Palabra de Dios, cuyos múltiples significados llevan a Cristo como punto de referencia principal. Esta cristología de la Palabra recoge las intuiciones teológicas que fueron formuladas por eminentes teólogos después de Karl Barth, cuyo cristocentrismo tuvo una gran influencia ecuménica.
Otro tema importante digno de atención es el de la actuación de la Palabra, es decir, su carácter dinámico y eficaz que asume, en el contexto litúrgico, una dimensión sacramental. La actuación natural de la Palabra alcanza también el nivel propiamente sacramental de una comunión personal, demostrando así que la Palabra de Dios es más que una información y una enseñanza.

La hermenéutica eclesial de la Escritura se enraiza en la naturaleza misma de la Escritura como testimonio conjunto del Espíritu y de la Iglesia. Esta hermenéutica supone una integración armoniosa de la fe y la razón, igual que una comunión en la vida de la Iglesia y el conocimiento de la vida de los santos, cánones vivientes de interpretación.

Como resultado de la Exhortación apostólica Verbum Domini, el Papa Benedicto XVI ha formulado una oración ferviente por la Nueva Evangelización, deseando que nuestro tiempo se dedique sobre todo a escuchar la Palabra de Dios.

La Nueva Evangelización, como la Primera, debe depender del Espíritu Santo, gran protagonista de la misión de la Iglesia ad gentes y de todas las formas actuales de nueva evangelización. La evangelización del mundo ha levantado verdaderamente el vuelo con el kairos de Pentecostés, y sólo podemos empezar de nuevo desde aquí.

A una distancia de cincuenta años del Concilio Vaticano II, la reforma emprendida con la Constitución dogmática Dei Verbum se confirma e incluso se desarrolla. En este sentido, la Verbum Domini es un gran ejercicio de recepción del Concilio Ecuménico Vaticano II.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales, Documentos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Relación del Card. Marc Ouellet sobre la aplicación de la “Verbum Domini”

  1. Pingback: Cuarta Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s