Intervención de Mons. Catalino Claudio Giménez Medina, Obispo de Caacupe

 

S.E.R. Mons. Catalino Claudio GIMÉNEZ MEDINA, dei Padri di Schönstatt
Obispo de Caacupé (Paraguay)
Presidente de la Conferencia Episcopal

Martes, 9 de octubre de 2012

La presencia de María -en sus innumerables advocaciones- en la Primera Evangelización en América Latina y el Caribe ha sido fundamental.

Como Madre de la Iglesia no la podemos soslayar en la N.E. en su calidad original de Portadora de la Palabra y del Espíritu, transmitiendo gozo.

La Visitacion resalta:

1) la figura de María como la primera mujer laica misionera con participación activa protagónica (DA, 364).

2) La reacción de María al instante: escucha la Palabra y se pone en acción (Lc. 8,19-21; 11,27s).

3) Su permanencia con Isabel habla de amor, paciencia, dedicación y espíritu de servicio (Lc. 1, 56).

4) Cómo María visita hoy a sus hijos, transmitiendo a Cristo (DA, 553s).

5) Una N.E. con obras, y no sólo con palabras, con su estancia de tres meses posibilitó un encuentro prolongado de Isabel y su entorno familiar con la Palabra hecha carne en la cotidianeidad.

6) Un modelo sencillo (paradigma) de una nueva Iglesia en Misión Permanente, que se presenta más maternal, más acogedora, más humilde, pobre y servicial, en medio de sus hijos, en camino con el Pueblo de Dios, enseñando a vivir en Comunión (DA,362).

Hoy María es la protagonista de una Nueva Visitación, a los hogares de nuestros pueblos. Esta Nueva Visitación será bien acogida, a semejanza de la reacción de Isabel que con humildad y goze salió a recibir a María, preguntándose “quien era ella para que viniera a visitarla la Madre de su Señor” (Lc. 1,43). Las personas que visitan casa por casa ya están siendo bien recibidas en aquellas parroquias donde se realiza la Misión Permanente con esa modalidad (DA, 550).

7) La Palabra hecha carne va de casa en casa. Esta es la imagen de la N.E., producto de la Conversión Pastoral: la Iglesia como Madre, va al encuentro de sus hijos dispersos (DA, 370). Este método trae un nuevo ardor. Es una expresión eclesial que despierta mucha vida. Es como una onda expansiva, que sola se abre camino en los barrios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Documentos, Intervenciones, Nombramientos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Intervención de Mons. Catalino Claudio Giménez Medina, Obispo de Caacupe

  1. Pingback: Intervenciones en la Tercera Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s