Intervención de Mons. Antonio Arregui Yarza, Arzobispo de Guayaquil

S.E.R. Mons. Antonio ARREGUI YARZA 
Arzobispo de Guayaquil (Ecuador)
Presidente de la Conferencia Episcopal

Martes, 9 de octubre de 2012

El encuentro con Cristo reviste un caráter profundamente personal en firma de amistad. Los amigos son los destinatarios de la entrega redentora del Señor (Cf Jn 15,18), a quienes Jesús revela al Padre (Cf Jn, 15,15).

Jesús dedicó tiempo y apertura de corazón para cultivar fecundas amistades, con Juan y Andrés, con Marta, María y Lázaro, etc. Sorprenden los frutos del diálogo apostólico personal y amistoso del Señor con personajes como Zaqueo, Nicodemo o la samaritana. Se comprende que los discipulos buscaran entre sus amistades previas a quienes proponer el descubrimiento del Mesías. Así lo experimentaron Natanael, Santiago de Zebedeo y el mismo Pedro.

El Papa Pablo VI decía que “además de la proclamación que podriamos llamar colectiva del Evangelio, conserva toda su validez e importancia esa otra transmisión de persona a persona” (EN, 46). En la vivencia del carisma de San Josemaria Escrivá, he podido apreciar la fecundidad de la labor apostólica que convierte las amistades personales en servicio al Evangelio.

Los obispos corremos el riesgo de perder humanidad y sensibilidad pastoral, si otras tareas no dejan tiempo para tratos de amistad concreta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales, Documentos, Intervenciones. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Intervención de Mons. Antonio Arregui Yarza, Arzobispo de Guayaquil

  1. Pingback: Intervenciones en la Tercera Congregación General del Sínodo de los Obispos | Iglesiaactualidad

  2. eliana estrella dijo:

    Ciertamente el encuentro con Cristo tiene que estar bajo la impronta de amistad para que deje la huella indeleble de un trato personal con El

  3. ¡Qué gusto la intervención de Mons. Antonio Arregui, resaltando el valor y la importancia de las amistades que te llevan hacia el Señor!

  4. Consuelo Acosta M.S.A dijo:

    La receta para un buen cristiano y cristiana es vivir insertado e isertada en Cristo Jesús, ya que EL nos enseña a caminar y vivir el verdadero amor. “CON EL TODO, SIN EL NADA”.
    Vivir el verdadero Evangelio es un reto para todos los cristianos y cristianas. ya que Jesús nos ha enseñado a: Devolver la dignidad del ser humano siempre caminando por el Evangelio.

  5. Rivera Castillo, Tomás Constantino dijo:

    Si no soy capaz de ser amigo, o por lo menos atento, con mi hermano al que veo; ¿cómo me atrevo a llamarme católico? El verdadero católico nace de la amistad con Dios. Y esa amistad se funda en la oración. Finalmente: la verdadera oración me conduce a ser verdadero amigo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s